Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 13/06/09

Los 15 minutos de descanso son casi su salvación después de cuatro horas continuas de trabajar de pie.

Paulina aprovecha ese breve tiempo para sentarse en el suelo, respirar y animarse a volver a la cadena productiva por otras cuatro horas rogando que no le pidan hacer trabajo extra.

Tiene 15 años, trabaja en una maquila de Mexicali, Baja California y asegura que lo que no tolera de su trabajo es el ruido de las máquinas porque no le dan protectores para los oídos.

Mercedes López Limón, especialista del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Autónoma de Baja California, recogió el testimonio de Paulina y aseguró que como ella hay otras adolescentes de entre 13 y 15 años de edad que trabajan en las fábricas del norte y centro del país.

Según esta investigadora, el Comité Fronterizo de Obreras y la Comisión de Derechos Humanos y Laborales de Tehuacán, Puebla, la mayoría de las adolescentes obreras falsifica sus documentos para que les den empleo, trabajan jornadas de hasta 13 horas diarias, con horarios de salida hasta la madrugada, con protección inadecuada, con riesgos de accidentes y de enfermedad por manejo de sustancias tóxicas, con bajos salarios, escasa o nula seguridad social y bajo nivel de escolaridad.

Este año, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a propósito del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, inició una campaña con el lema “Demos una oportunidad a las niñas: erradiquemos el trabajo infantil”.

La estadísticas del Módulo de Trabajo Infantil de la Secretaría del Trabajo señalan que en México trabajan 219 mil 15 niñas en la industria manufacturera y 11 mil 575 de ellas han reportado sufrir un accidente, lesión o enfermedad.

Además, el 45% de ellas (87 mil 847) no reciben ingresos y el 22% (44 mil 281) percibe hasta un salario mínimo. Los estados con mayor presencia de niñas en la industria manufacturera son Baja California, Coahuila, Chihuahua, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Nuevo León y Puebla.

La investigación especifica que las niñas de entre 13 y 15 años trabajan principalmente en maquilas de talco, chupones y de textiles.

Nashieli Ramírez, presidenta del Consejo Directivo de la Red por los Derechos de la Infancia y fundadora de Ririki Intervención Social, señaló que la mayor parte de las niñas maquiladoras se puede observar en la industria de la mezclilla en Tehuacán, Puebla.

Se trata, dijo, de adolescentes originarias de las comunidades de la Sierra Negra que se trasladan a esas fábricas para ofrecer su mano de obra.

La historia de éxito

Debido a las precarias condiciones de trabajo, en Coah uila, el Comité Fronterizo de Obreras, encabezó desde hace ocho años una campaña para evitar que más adolescentes fueran explotadas en las fábricas de la zona.

En el 2001, denunciaron que en la Maquila Works de Reynosa había mujeres y hombres de alrededor de 15 años que trabajaban de lunes a viernes de 7:00 a 17:00 horas y eran obligados a cumplir tareas laborales los sábados en horas extras. Si se negaban, eran sancionados con una suspensión de tres días sin goce de sueldo.

Julia Quiñonez, dirigente de esta organización civil, recibió reportes de los propios trabajadores en el sentido de que los adolescentes no tenían seguridad social, por lo que los accidentes laborales y las enfermedades debían ser tratadas en los servicios privados de salud.

En ese año, el CFO también identificó una serie de riesgos de trabajo en dicha maquila, pues todos los obreros, incluidos los menores de 18 años de edad, estaban expuestos a vapores de plomo causados por una operación de moldeo que se hace en la fábrica, así como a solventes y pegamentos tóxicos que se empleaban para la fabricación de joyería de fantasía, sin que tuvieran ninguna protección durante o después de la tarea.

Después de hacer pública esta situación, Maquila Works dejó de emplear a adolescentes y brindó protección contra riesgos de trabajo a los demás obreros.

Nashieli Ramírez señaló que desde hace nueve años, cuando México ratificó el Convenio 182 de la OIT para erradicar las peores formas de trabajo infantil, el gobierno debió identificar a los niños que trabajan en condiciones de riesgo, elaborar un plan nacional para evitar esta mano de obra y crear un comité con ese propósito. “Por eso es que hoy demandamos al Estado mexicano que cumpla con sus compromisos”.

http://www.eluniversal.com.mx/sociedad/3326.html

Anuncios

Read Full Post »

“¿Es posible que el antónimo del ‘olvido’ no sea la ‘memoria’, sino la justicia?”: Yosef Yerushalmi (citado por Sandra Lorenzano, en “Escrituras de sobrevivencia”)

No hay desprotección mayor que la de un bebé, un niño, una persona enferma o muy mayor. ¿Cuál es la responsabilidad del Estado ante sus grupos más vulnerables? Un inmenso portón se abría hacia el patio de la guardería en Hermosillo. Sólo que no se abría. Era una puerta grande y falsa. Una apariencia. Miro las fotos de esa puerta enorme por la cual los familiares, los rescatistas espontáneos, podrían haber entrado para salvar a los bebés con mayor rapidez y eficacia. Infame puerta falsa. Como una metáfora de esa farsa irresponsable y corrupta que mató a 45 niños, mantiene en el hospital a muchos más, dañó emocionalmente a todos. Qué rabia. Una puerta tan falsa y peligrosa como los socios del “negocio”, como las instituciones que avalaron la guardería, como cada una de las personas que aseguró que contaba con las medidas de seguridad indispensables, que firmó un documento aprobándolas.

¿En qué archivo polvoriento que a nadie le importa están guardados esos documentos? Los ataúdes tan pequeñitos. Los padres incrédulos, destrozados. El Seguro Social cumplía: ofrecía un espacio de cuidado “en buenas condiciones para los hijos de sus madres trabajadoras”. La farsa repetida de demasiados funcionarios públicos: “Estamos cumpliendo”. O aparentamos. En la realidad, la negligencia, el pensamiento mágico en su versión siniestra: “Que no exageren con sus reglas, no pasa nada, ¿para qué tanta puerta de emergencia?”. Hasta que la tragedia llega. Niñitos atrapados, envenenándose, como los muchachos atrapados, asfixiándose en el New’s Divine.

Van a inspeccionar las guarderías una por una. Hacen ensayos de salvamento. “La investigación irá a fondo y la ley se aplicará hasta sus últimas consecuencias”. Nada más faltaba que no. Pero de veras, que no nos prometan como el gran compromiso moral lo que no es sino el más elemental cumplimiento de su deber. Trágicamente tardío. Nos queda claro, con un costo altísimo en vidas, con un daño imperdonable, que si bien ofrecer las seguridades que no ofreció es una responsabilidad del Estado, son los padres de familia, abuelos, tíos (aquellos a quienes los padres elijan como representantes), la comunidad organizada, quienes deberían tener el derecho de acceder a las reglamentaciones y a vigilar que se cumplan. No sólo en términos de seguridad. Sino de higiene, calidad en la alimentación, calidad en el maternaje o paternaje, calidad en la enseñanza y la socialización de los niños.

El IMSS paga 2 mil 500 pesos por niño a las guarderías subrogadas. Si las guarderías son insuficientes, si corren el riesgo de ofrecer menos calidad por estar sobrepobladas, ¿por qué no ofrecería acuerdos con los padres, con familiares o personas cercanas que podrían ocuparse de los niños a cambio de esa cantidad como salario? Una tía, una amiga, una abuelita que desee permanecer en su casa y ocuparse de sus propios hijos/nietos, pero a quien el ingreso familiar no se lo permite, podría maternar uno o dos niños más en su hogar y recibir un dinero que le permita trabajar como ama de casa asalariada. Dos o tres familias saldrían beneficiadas. Los padres que trabajan fuera estarían más tranquilos. Los niños tendrían la posibilidad de socializar entre ellos, en ese tránsito entre el espacio de la familia y el preescolar.

¿Y los pequeños sobrevivientes de Hermosillo? El derecho a la salud no pasa sólo por sanar los daños corporales. Es obligación del Estado proporcionar ayuda sicológica inmediata a los bebés y niños de la ABC. Arroparlos. A los que tuvieron quemaduras y a los que no, aun a aquellos que ese día no asistieron a la guardería. En distintos niveles de intensidad todos han estado sometidos a una situación de angustia, de dolor. Han escuchado el llanto, las sirenas, el dolor de las familias heridas por la pérdida, el de sus propias familias. Saben que una parte de ese mundo cotidiano que era suyo ya no existe. Para los niños, sus espacios de referencia y las personas que los comparten son fundamentales. Sus certidumbres se construyen en esa geografía en la que aprenden a moverse, en esas voces tutelares que escuchan, en esos horarios que estructuran sus días. Una tragedia derrumbó una parte de sus vidas. Saben —a su manera, a como ellos entienden— que muchos de esos bebés y niños con los que jugaban no van a estar. Nunca más. Han escuchado hablar de la muerte. Se les tiene que explicar. Se les tiene que dejar explicarse.

Esta vivencia traumática necesita ser trabajada a través de dibujos, de juegos, de palabras, con las distintas técnicas de expresión que conocen muy bien los buenos sicólogos y sicoanalistas infantiles. Proteger a los pequeños sobrevivientes. Para que el traumatismo se enfrente y se transite, para que no se les convierta en un dolor incomprensible. En un silencio cargado de palabras que los niños no puedan procesar, y que podrían tener consecuencias en el futuro. Pánicos inexplicables, dificultades de aprendizaje, insomnio, inseguridad, sentimiento de culpa. Dicen que la memoria comienza a los cinco años. Sí, la memoria consciente. Pero la memoria inconsciente existe desde que un ser humano existe. Los bebés y los niños conocen la angustia, el sufrimiento, no saben nombrarlos, pero los experimentan. Por sólido que sea el amor de sus padres y familiares, es también necesario el acompañamiento de especialistas entrenados en el trabajo de invitar a los niños a “hablar”, y entrenados para percibir e interpretar sus expresiones. Los familiares de las víctimas tendrían que contar con el mismo derecho: trabajo terapéutico individual o grupal, a tan largo plazo como sea necesario.

¿Cómo se hace el duelo de un/a hijo/a? Lo inimaginable. Lo que ni siquiera somos capaces de nombrar. Lo escribió Sabines: “Cada día, hijo mío, que se va para siempre, me deja preguntándome:/ si es huérfano el que pierde un padre,/ si es viudo el que ha perdido la esposa,/ ¿cómo se llama el que pierde un hijo?”.

Escritora

http://www.eluniversal.com.mx/editoriales/44498.html

Read Full Post »

El juicio de Alejandro Ordaz Moreno, el estudiante mexicano que ha pasado más de 11 meses en una cárcel sevillana acusado de intentar matar a dos policías, finalizó ayer después de tres días de sesiones y el próximo 1 de julio se hará pública la sentencia.En entrevista con EL UNIVERSAL, Ordaz Moreno, que desde hace cuatro meses se encuentra en libertad provisional, aseguró que está “tranquilo y esperanzado”, que confía en la justicia española y que espera que la sentencia sea absolutoria, aunque reconoció que está preparado para “lo que venga”.

El 8 de marzo de 2008, Ordaz Moreno fue detenido a las tres de la madrugada en Sevilla, donde reside becado por el Conacyt, por dos policías nacionales vestidos de paisano, quienes supuestamente lo confundieron con un delincuente. Alejandro pensó que lo querían secuestrar y los golpeó, y después de una brutal pelea entre los tres, fue detenido y acusado de intento de homicidio.

El fiscal solicita 10 años y nueve meses de cárcel y cada uno de los policías pide una indemnización de 80 mil dólares (60 mil euros) por las heridas que sufrieron.

“Estoy tranquilo porque el juicio se ha realizado muy profesionalmente, los jueces se han comportado de una manera imparcial, han declarado muchos testigos de los hechos y todos han confirmado lo que yo vengo meses defendiendo: que nunca agarré el arma de los policías, que nunca les apunté y que mucho menos les intenté matar”, aseguró.

En su opinión, son los dos policías los que han mentido durante el juicio y los que han incurrido en continuas contradicciones, como decir cada uno de ellos que Alejandro se metió en un coche por una puerta distinta o que les apuntó con una mano diferente.

“Son unos sinvergüenzas, porque lo único que han hecho es mentir. Y en su declaración no ha habido más que contradicciones e incongruencias”, denunció.

“No quieren más que dinero y que yo me pudra en la cárcel”, añadió Ordaz Moreno, quien reiteró su inocencia. Dijo que los policías lo confundieron con un hombre que estaba maltratando a una mujer y que como iban vestidos de paisano, él pensó que lo querían secuestrar y lo único que hizo fue defenderse.

El joven reconoció que habían sido muchos los testigos que declararon, como el dueño del coche al que pidió auxilio cuando intentaba huir de los policías y unos jóvenes que caminaban por la calle en el momento que ocurrieron los hechos, y que todos dijeron lo mismo que él: “Que fueron los policías los que me abordaron vestidos de paisano y en un coche que no era de la corporación, que yo en ningún momento les quité el arma ni intenté disparar, y que la escena parecía una pelea por una mujer, porque uno de los dos agentes era del sexo femenino”.

Terminado el juicio, ahora Alejandro está tranquilo. Dice que no tiene miedo de nada. “Sé exactamente lo que hice y como dice el refrán, el que nada debe nada teme”, asegura. Reconoce que está “mentalizado para todo: la absolución o la condena. Si lo condenan apelará en la Audiencia Nacional de Madrid. Y en el caso de resultar absuelto, incluso se plantea la posibilidad de demandar a los policías por mentir. Eso sí: lo que tiene claro es que si lo declaran inocente, lo primero que hará será agarrar un avión rumbo a México.

http://www.eluniversal.com.mx/internacional/62102.html

Read Full Post »

Hoy que es el día de San Antonio de Padua, ese día que muchas mujeres pueden voltear al pobre santo de cabeza, llevarle sus 13 moneditas para conseguir novio, dos personas cercanas a mi cumplen años, 10 años de diferencia, mil cosas de diferencia, dos afectos diferentes.


San Antonio de Padua, el eficaz celestino de los altares católicos

Hoy debería estar marcando el teléfono desde muy temprano para felicitar a una hermana que cumple 50 junios, no lo levantaré, no lamentablemente este año no lo haré, hace casi un año nos mato a sus hermanas, ni hablar esta que les escribe hoy, esta muerta, pero en estas cosas de familia uno siempre debe de esperar a que las aguas se calmen, a que las aguas tomen su nivel de nuevo, pero desde aquí le deseo a mi hermana, que aprenda a volar solita, que no importan las arrugas de la cara, importan las arrugas del alma, y esas si se pueden planchar, si se pueden quitar, algún día nos volveremos a reír juntas, nos contaremos chistes y chismes, nos acostaremos todas las mujeres de esta pequeña familia a ver una vieja película, o escucharemos un disco de Serrat.

Pero cómo todo en la vida son contrastes, tengo el otro festejo, el del hombre que cumple felizmente 60 junios, canoso, de paso rápido y seguro, ese hombre que no solo es un jefe, a veces simpático, a veces odioso, pero sobre todas las cosas y después de 25 años de verlo todos los días es mi amigo, amigo que a pesar de ser jefe me ha demostrado ser solidario en los peores momentos, me ha ensañado cosas para defenderme en la vida, así que ni hablar, me pondré bonita y arregladita para ir a una fiesta enorme, con música, comida y muuucho vino, toda la semana lo estuvo anunciando, ayer lo vi 5 minutos, tiempo suficiente para que me volviera a preguntar ¿Va a ir a la comida? Sabe que el Sr. BB no ira, así que espero no escuchar el ¿Por qué no se lo trajo?

Supongo que es una comida con todo tipo de personas, la señoras de sociedad del pueblo, esas señoras que ponen caras de contentas al verme y que se sientan en mesas diferentes de sus maridos, maridos que se ponen a tomar felices y saludan con efusión, esta la parte de la empresa, los que siempre nos sentamos juntos, con esposas y chismeamos reteagusto, entre saludo y saludo, otra parte, la gran familia de este señor que hoy festeja con gusto cumplir años, esa gran familia que siempre me saluda con gusto, a la mayoría la conozco desde siempre, así que por ese lado me siento feliz de compartir ese momento. Entre todos amigos, conocidos o compadres, se encuentran los políticos saludando a diestra y siniestra, recuerden que es tiempo de campañas así que todo se vuelve una excelente ocasión para derrochar sonrisas, todos esperando el voto de los presentes, seguros de que el festejado votará por ellos y los invitados también. Yo se por quien vota el festejado, pero hago cómo que votara por todos, je, je, eso lo se muy bien.

Al final me tomaré unas a salud de los dos cumpleañeros, pondré mi mejor cara, y esperaré al próximo año esperando poder festejar con mi hermana, claro eso de ser zombie y revivir cuesta trabajo, pero no pierdo la esperanza.


Read Full Post »

Por:Carlos Paul

El sábado 13 de junio se conmemorará el 70 aniversario del exilio español en México. Para ello se han organizado actividades en el estado de Veracruz, a cuyo puerto arribó en 1939, procedente de Francia, el buque Sinaia con el primer grupo de mil 681 refugiados españoles, quienes huían de la represión franquista durante la Guerra Civil Española (1936-1939).

Dos años antes, en 1937, llegaron a ese mismo puerto alrededor de 500 niños, catalanes y valencianos, en su mayoría, enviados por el gobierno republicano, a quienes después se les conocería como los Niños de Morelia, debido a que fueron ubicados en la capital de Michoacán.

Al Sinaia le siguieron muchos otros barcos, se calcula que entre 1937 y 1942 llegaron a México alrededor de 22 mil refugiados, en 16 embarcaciones; quienes debieron abandonar España y fueron recibidos aquí gracias a la política exterior del presidente Lázaro Cárdenas.

En aquel primer buque viajaron poetas, historiadores, filósofos, fotógrafos, dibujantes, intelectuales y artistas, como Pedro Garfias, Tomás Segovia, Ramón Xirau, José Gaos, Eduardo Nicol, Adolfo Sánchez Vázquez, Julio Mayo, Manuel Andújar y Benjamín Jarnés.

No fue un viaje sólo de intelectuales y artistas, pues con ellos viajaron también mineros, agricultores, ganaderos, albañiles, artesanos, empleados, comerciantes, médicos, abogados y maestros.

Hoy, a 70 años de aquel histórico recibimiento, del 9 al 14 de junio se desarrollarán, en el puerto de Veracruz, ciclos de cine, conferencias, mesas redondas, talleres de gastronomía, música y exposiciones relacionadas con las aportaciones científicas, artísticas y culturales de los exiliados, que con el tiempo hicieron suyo este país.

Reparación de una injusticia

Al difundir el programa de la Semana Cultural España-México, Veracruz, puerta de la libertad, en representación de la embajada de ese país en México, la consejera cultural, Dolores Ríos, invitó a los nietos de los exiliados a adquirir la nacionalidad española.

“La España actual –apuntó Ríos– es consciente de la realidad del exilio y plantea hoy la reparación de una vieja injusticia mediante la Ley de Recuperación de la Memoria Histórica y la oportunidad de adquirir la nacionalidad española que se brinda a los nietos de los españoles exiliados.”

Sin embargo, al ser cuestionada qué tanto se conmemora en España el exilio de los españoles, la diplomática reconoció que los aportes del exilio no son tan conocidos allá como en México.

La funcionaria estuvo acompañada por Armando Quintero, en representación del gobierno veracruzano; Leonor Sarmiento, presidenta emérita del Ateneo Español, y Gonzalo Cuspinera, director del Instituto Veracruzano de Cultura, quien destacó que “se ha editado una memoria histórica conmemorativa con los datos de todos los pasajeros del Sinaia: nombre, edad, ocupación e hijos que tenían, libro que será presentado en el contexto de las actividades” conmemorativas, y cuyo programa se puede consultar en la página electrónica www.ivec.gob.mx

http://www.jornada.unam.mx/2009/06/04/index.php?section=cultura&article=a05n2cul

Read Full Post »