Feeds:
Entradas
Comentarios

Los incómodos maestros mexicanos‏


Los incómodos maestros mexicanos

POR  Miguel Alejandro Rivera

Dicen por ahí, casi que es una leyenda, que en el Siglo XX, los maestros en México eran como una élite intelectual; el respeto para aquellos quienes formaban en las aulas al futuro de la nación era innegable, y la docencia era por sí misma motivo de orgullo para quien tenía la dicha de tener el poder en el aula.

En México, al maestro, de cualquier clase, se le celebra el 15 de mayo, desde que así lo decidió el gobierno de Venustiano Carranza, en 1917. Aunque año con año, se festeja a los docentes, el significado de ser profesor indiscutiblemente ha disminuido en el ideario colectivo, cosa que no es una casualidad.

Si anteriormente el ser maestro era cuestión de orgullo, ahora es sinónimo de revoltoso, holgazán y fracasado: alguien que como no pudo ejercer una profesión de manera honrosa, quedó relegado a instruir a las juventudes que, ojalá, sí tengan un mejor futuro que aquel que mira pasar generaciones y generaciones desde el mismo escritorio, con su mismo pizarrón y sus mismos plumones.

Como muchos de los grupos gremiales en México -obreros, campesinos, ferrocarrileros- los maestros fueron corporativizados por el sistema mediante el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), cuando el poder se dio cuenta de los muchos beneficios políticos que podría obtener este grupo; sin embargo, siendo tan grande, el magisterio se dividió en 1979 con el surgimiento de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

La creación de esta nueva corriente disidente de maestros influyó en la caída del cacique de la educación y líder del SNTE, Jonguitud Barrios, y fue siempre una molestia para Elba Esther Gordillo, quien le sustituyó en el cargo de 1989 a 2013, cuando fue detenida por desvío de fondos.

Quizá es por eso que en nuestro país, ser maestro comenzó a ser una profesión para flojos que sólo quieren faltar a clases para manifestarse y hacen paros para alargar los días de asueto; unos revoltosos que en las escuelas rurales siguen enseñando ideas anacrónicas marxistas, que nada más sirven para inquietar a las juventudes. Cuando al sistema algo comienza a serle incómodo, lanza el bombardeo ideológico en los medios para decirle a la sociedad quién es el nuevo enemigo público, a quien hay que criticar.

En los tiempos de Fidel Velázquez, los sindicatos eran fundamentales para que el Partido Revolucionario Institucional mantuviera el orden político en el país y arrasara en las votaciones. Cuando estos grupos de agremiados dejaron de ser útiles, el mismo sistema que los alimentó y los hizo crecer, los destruyó, como sucedió con Luz y Fuerza del Centro. La CNTE es una de las agrupaciones de trabajadores más grandes de América Latina, y desmembrarla no será fácil.

Por ello el trabajo del gobierno va en dos vías: desprestigiarlos ante la sociedad en los medios masivos de comunicación, y atacarlos con la más reciente Reforma Educativa (que más bien resultó ser Laboral).

El Secretario de Educación Aurelio Nuño aseguró que, maestro que falte a sus labores por paro de la CNTE, será despedido. Gracias a la opinión pública que se genera en los medios en torno a los maestros, para gran parte de la sociedad “está bien que castiguen a esos flojos”; sin embargo, no se explica todo el contexto en el que los derechos laborales se les han ido arrebatando al magisterio.

Según la Asociación Nacional de Abogados Democráticos (ANAD), “la reforma educativa ha sido la más severa de los pasados cien años, sobre todo porque –más allá de la laboral que contiene los contratos temporales y la legalización del outsourcing–, porque trajo como consecuencia la desaparición de los derechos laborales docentes, como la anulación del derecho sindical, la bilateralidad y la estabilidad del empleo”, aseguraron miembros de ANAD.

Así, entre amenazas, evaluaciones y desprestigio, se ha celebrado un día del maestro más en la historia de México. Desde estas letras, no queda más que extender un abrazo a quienes están frente a un grupo, no porque no puedan hacer otra cosa mejor, sino porque tan pueden hacerlo que instruyen a las nuevas generaciones.

http://homozapping.com.mx/2016/05/los-incomodos-maestros-mexicanos/

Anuncios

Comments RSS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: