Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 13/03/17

El sonido del mundo

Los tiempos y palabras de los zapatistas son distintos, están más cerca de lo que aparentan

 

¿Los zapatistas han desaparecido? Los medios, alguna vez ávidos de noticias con pasamontañas, los tratan como si hubieran vuelto a la noche de los tiempos.

Pero existen, dedicados a la transformación de la vida diaria en sus caracoles y Juntas de Buen Gobierno, y no dejan de plantear iniciativas. Contra la “haraganería del pensamiento”, han organizado estimulantes seminarios internacionales, que prefieren llamar “semilleros”.

En 2013, la Escuelita Zapatista recibió a 3.000 alumnos de varios países dispuestos recibir las ideas que surgen desde abajo. En 2014, el encuentro La digna rabia refrendó la necesidad de concebir caminos de esperanza en tiempos de acoso (ese año, el maestro José Luis Solís López, que había asumido el nombre de lucha de Galeano en homenaje a Hermenegildo Galeana, fue asesinado por paramilitares, y el EZLN presentó cambios en su dirección: el subcomandante Moisés asumió el cargo de vocero y Marcos se transformó en Galeano, albacea de los textos del antiguo subcomandante y autor de nuevas reflexiones). En 2015, otro “semillero” se celebró en Oventik y la Universidad de la Tierra: El pensamiento crítico frente a la hidra capitalista. Los diálogos con variados sectores de México y el extranjero arreciaron en 2016 con los festivales CompArte y ConCiencia, que imaginaron el cambio desde la cultura y la ciencia, y el Congreso Nacional Indígena (CNI). Esta febril actividad no ha tenido la cobertura que merece en un entorno degradado por la violencia, la corrupción y los partidos políticos.

Desde 1994, los zapatistas plantearon alternativas para renovar el contrato social en un país que ignora a los pueblos originarios. En 1996 firmaron los Acuerdos de San Andrés Larráinzar, pero el Congreso se negó a convertirlos en ley. En 2001, la Caravana Zapatista llegó a la Ciudad de México para pedir que el Gobierno honrara lo que había suscrito. El llamado cayó en oídos sordos.

Una nueva estrategia surgió entonces. Los zapatistas saben que no pueden modificar el país por medios convencionales. Lejos de recurrir a las armas que los hicieron visibles, buscan otra clase de participación, aprovechando las grietas de un sistema monolítico para colarse desde abajo, como la humedad y las hormigas.

A fines de 2016, el CNI y el EZLN analizaron la opción de presentar a una mujer indígena como candidata independiente a las elecciones de 2018. Una dilatada consulta determinará si eso es viable y quién será la candidata.

No se trata de un cambio de ruta ni de un afán electorero, sino del gesto moral de los que menos tienen. En un país donde las mujeres y los indios son discriminados, el CNI y el EZLN proponen que la fuerza venga de unir debilidades. En un espléndido ensayo publicado en Viento Sur, Arturo Anguiano, profesor de la UAM y autor de El ocaso interminable. Política y sociedad en el México de los cambios rotos, aborda la intervención del EZLN en la contienda de 2018 como “un proceso abierto y envolvente de movilización política [que favorecerá] el tejido de las resistencias y solidaridades entre comunidades, pueblos, barrios, colectivos, núcleos organizados o dispersos que pudieran desembocar en la organización de abajo”.

El 21 de diciembre de 2012, los turistas de la catástrofe reservaron habitaciones en Yucatán para contemplar en primera fila el “apocalipsis maya”. La noticia venía de un bajorrelieve en las ruinas de Tortuguero; sin embargo, no anunciaba el fin del mundo sino de un ciclo cosmológico, el 13 baktún maya. El día del “apocalipsis” los zapatistas desfilaron en silencio en varias ciudades de Chiapas, bajo el lema: “¿Escuchan? Es el sonido de su mundo derrumbándose. Es el nuestro resurgiendo”.

Los tiempos y las palabras de los zapatistas son distintos: aguardan su acomodo. Como los objetos que aparecen en los espejos retrovisores, están más cerca de lo que aparentan.

Read Full Post »

Juan Villoro

 

Crónica de un milagro

 

Los milagros no tienen explicación. Por eso mismo existen dos irrenunciables ramas del conocimiento: la teología y la crónica deportiva.

Para el Planeta Futbol, el miércoles 8 de marzo de 2017 será recordado como el día en que el Barça logró la proeza de imponerse 6-1 al Paris Saint Germain después de haber perdido 4-0 en el Parque de los Príncipes. Nunca la Champions había visto una remontada similar. Como esto carece de lógica, vale la pena analizarlo.

Nada tan misterioso como la pasión histórica que rodea a un equipo. En la jurisprudencia y en las canchas, Francia ha propuesto ilusiones en las que no siempre participa. No es este el sitio para valorar en qué medida ha defendido los Derechos del Hombre, promulgados en 1789. Concentrémonos en otra idea francesa concebida por Jules Rimet: la Copa del Mundo. Aunque ha tenido un artillero como Just Fontaine y un virtuoso capaz de sortear rivales en el campo y las oficinas de la FIFA -Michel Platini- Francia no pertenece a la élite del futbol. Su selección ganó la Eurocopa en 1984 y 2000, y el Mundial en 1998, pero la felicidad de los franceses nunca ha dependido de los goles. Quizá la cuestión esté mal planteada: varios sondeos de la ONU califican a Francia como el país más triste del mundo, lo cual no parece ser una desgracia, sino una elección. En la elegante patria del existencialismo y la novela Bonjour Tristesse, el desencanto puede ser una condición elegida. Reformulemos la frase: el futbol no ha encontrado la manera de deprimir satisfactoriamente a los franceses.

Cuando Brasil, Argentina, Italia y Alemania saltan a la cancha, lo que está en juego no es un deporte sino un desafío nacional. El caso español es peculiar: la Furia (o la Roja) atrae menos que los equipos. Nunca el Camp Nou arderá en nombre de la selección como lo hizo el miércoles 8, demostrando que el Barça es “más que un club”.

El PSG jugó a conservar el marcador, el Barcelona a modificar la rotación de la Tierra. No hay clave racional para la enjundia ni para explicar la influencia de los gritos en la destreza de los héroes. Lo cierto es que la gent blaugrana jugó un partido aun superior al de los astros.

Para perfeccionar la tensión, Messi estuvo bajo de forma: sólo fue un magnífico jugador, ajeno a lo sobrenatural. El miércoles de milagro requería de otro protagonista, tan incierto como los caprichos de Fortuna. Neymar fue el gigante de la hora. Con excesiva frecuencia, el escapista de la banda izquierda considera que lo mejor que puede pasarle es que le cometan falta. Ante el PSG, esta picardía provocó un penal. Sus mejores gestos fueron otros: mandó un tiro de museo al ángulo y dio el pase maestro para el gol decisivo, en tiempo de compensación.

Nada de esto hubiera sido posible sin el recordable Deniz Aytekin, árbitro alemán que marcó dos penaltis dudosos al PSG y perdonó al menos uno al Barcelona, una falta por la espalda a Di María, cuando se encontraba solo frente al portero. ¿El Barça actuó un guión de Hitchcock mientras el árbitro representaba House of Cards? No faltarán quienes recuerden el 6-0 con que Argentina derrotó a Perú en el Mundial de 78 y donde hay evidencias de sobornos. ¿La épica será anulada por la sospecha?

Lo incontrovertible es que el Barça anotó seis goles, entre ellos dos penales (jugada demasiado simple para ese equipo, que no siempre acaba bien). El PSG desperdició oportunidades y, sobre todo, fue un equipo desangelado, y no sólo porque Ángel di María pasara la mayor parte del partido en la banca.

La locura, el coraje y el gol de último minuto fueron tan válidos como los errores del árbitro. En esa noche, ganarían quienes tuvieran mayor sentido de la tragedia. En las gradas, el coro griego vaticinaba lo imposible; el Barça no parecía entrenado por el mediano Luis Enrique sino por Sófocles. El heroísmo llegó con una dosis de injusticia y Mascherano admitió en la sinceridad de la victoria: “Le hice falta a Ángel”. ¿El diablo en el área? La pasión no tiene reglamentos y acaso los milagros no ocurren por la voluntad de Dios sino por su descuido.

¡Miércoles de maravillas, equivocaciones, humanos prodigios! Ganó el mejor equipo, conforme a los designios de la más extraña de las actividades: el futbol.

 

http://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/724256.cronica-de-un-milagro.html

 

Read Full Post »

Denise Dresser

 

 

Fiscal Floral

C Omo un objeto decorativo. Como un florero. Como algo que contribuye a la belleza de una habitación pero no puede componer sus paredes cuarteadas. Así va a ser el Fiscal Anticorrupción y así lo trata el Senado encargado de diseñar sus funciones y designarlo. Un cimiento clave del Sistema Nacional Anticorrupción, hoy relegado al papel de jarrón sobre la mesa. Una piedra de toque de lo que debería ser el nuevo edificio, convertido en un recipiente floral. Después de años en los que la sociedad civil hizo su trabajo, la clase política no hace el suyo. Posterga y pospone en lugar de arreglar y designar. En el Senado continúan las disputas en torno a cuates, las discusiones en torno a cuates. Mientras tanto, la posibilidad de un Fiscal fuerte e independiente se marchita cual margarita deshojada por los partidos.

La Fiscalía Anticorrupción nació con problemas de designación y de diseño. Y debido a ello la Junta de Coordinación Política en el Senado se ha arrogado la tarea de elegir pero sin la transparencia necesaria o la supervisión indispensable. Mimetizando las designaciones de Eduardo Medina Mora, Raúl Cervantes, Norma Piña y Javier Laynez, las cúpulas partidistas negocian tras bambalinas, arman convocatorias al vapor, marginan a especialistas de la sociedad civil, se niegan a aceptar la existencia de un Comité Técnico que ayude a definir perfiles e idoneidad. En vez de regirse por el principio de máxima transparencia, optan por la tradición de máxima opacidad. En lugar de crear condiciones para una Fiscalía autónoma, engendran condiciones para una Fiscalía maniatada.

Lo mismo ocurre con las leyes que normarán su actuación, escritas para asegurar que el Fiscal nazca subordinado. Nazca agachado. Nazca tan dependiente de la PGR que no sea capaz de investigar la podredumbre que corroe al país. El Fiscal Floral será subalterno del Fiscal Carnal. Quien resulte nombrado después de un proceso fársico tendrá que pedir permiso, perdón y presupuesto a Raúl Cervantes, bautizado como cuate del Presidente y de la clase política porque lo es. Y por ello el Fiscal Anticorrupción -de acuerdo con la legislación actual- podría ser removido en cualquier momento. Apenas se acerque a la verdad, probablemente acabará inhabilitado para seguir persiguiéndola. Apenas empuje investigaciones libres e independientes, seguramente descubrirá la esclavitud política en la cual nació. De allí el imperativo de modificar el Artículo 102 constitucional para dotar de autonomía real a todos los fiscales que vendrán, empezando por el Fiscal General, e incluyendo al Fiscal Anticorrupción.

Pero el Senado no lo hace porque no quiere. Ningún partido desea una investigación seria a Odebrecht, a OHL, a gobernadores de todas las estirpes, a políticos prófugos o a ex Presidentes que hayan perdido el fuero y la protección política que provee. Ningún coordinador parlamentario quiere colocar una potencial soga al cuello alrededor de personajes que actualmente pueblan su recinto. Por eso, los escándalos que sacuden a otros países, producen encarcelamientos, provocan inhabilitaciones y llevan a destituciones, aquí son sólo la nota del día. Transitamos del escándalo al encubrimiento, de la indignación a la desolación. O a la frustración al ver que Raúl Cervantes dedica más tiempo a cabildear en su favor, que a investigar en nombre del país. Como no hay Fiscal Anticorrupción, no hay combate a la corrupción. Y parafraseando a Pablo Milanés, “el tiempo pasa, nos vamos volviendo viejos”. México decrépito.

Ante lo que ocurre y no ocurre, el colectivo #FiscalíaQueSirva -formado por organizaciones y expertos de la sociedad civil- exige poner un alto. Exige frenar en lugar de simular. No puede haber nombramiento del Fiscal Anticorrupción si no se producen los cambios que garantizarán su éxito. Jamás habrá un combate efectivo a la corrupción si se siguen creando instituciones y nombrando personas que harán imposible esa labor. Jamás acabaremos con el pacto de impunidad que nos paraliza como país si el Senado continúa sustituyendo las mejores prácticas por los peores vicios. Jamás habrá investigados y sancionados sin fiscales con las atribuciones legales para llevar a cabo esas tareas. Lo que sí habrá es más impunidad, más convocatorias huecas que convierten al Senado en un lugar donde se desechan leyes eficaces y se aprueban arreglos florales.

 

http://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/724391.fiscal-floral.html

 

Read Full Post »