Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 24 mayo 2019

Viernes

Viernes

Javier Risco

La Nota Dura

Nada más molesto que el chistoso de la oficina diciendo a media mañana: “es viernes y el cuerpo lo sabe”. Estas frases, o similares, deben estar apareciendo en este momento en las pantallas de la mayoría de los teléfonos. Frases que no vienen solas, por ningún motivo, vienen acompañadas de fotos de fiestas, de bailes ridículos, de animales contentos, de gente borracha (o con fama de beoda), que nos recuerdan que hoy se acaba la semana. Como si el cuerpo no lo supiera por el cansancio. Hoy, efectivamente es viernes y esta columna al menos lo celebra.

Hoy voy a escribir sobre una persona que cambió los viernes del mundo entero, o en eso está. Una persona que ni siquiera tiene edad para entrar a un antro ni para comprar alcohol, alguien que, estoy seguro, tampoco tiene ganas de hacerlo y que, sin embargo, ha hecho de estos días algo increíble.

¿Qué hacía yo a los once años? Escuela cada día y los fines de semana me levantaba y ya quedaba desocupado, jugaba y me divertía como si no hubiera un mañana. Pues ella no, al contrario, a los once años dejó de divertirse y entró en una profunda depresión y justamente porque “puede que no haya un mañana”. Su infancia se rompió abruptamente cuando en su escuela les proyectaron videos acerca del cambio climático y el daño medioambiental para tomar consciencia. Ella tomó demasiada, dejó de comer, luego dejó de hablar y de reír. No podía creer lo que le hacíamos al planeta. A partir de ese momento se transformó en una niña callada y reflexiva. Unos meses después fue diagnosticada con el síndrome de Asperger.

Me refiero a Greta Thunberg, la niña sueca que se ha convertido en el emblema de la lucha por frenar el cambio climático. Han pasado cinco años de aquel día que cambió su vida, en el que, a pesar de su juventud, decidió que no se quedaría de brazos cruzados y que aunque el mundo no haga nada y siga dirigiéndose inexorablemente al abismo, ella haría lo que estuviera en sus pequeñas manos para cambiar ese destino.

El 20 de agosto del año pasado, se sentó sola delante del Parlamento sueco para iniciar una huelga, exigiendo que el gobierno respetara el acuerdo de París por el cambio climático y redujera las emisiones contaminantes. Imaginen la escena, Greta, sentada en la calle con el inclemente frío del invierno sueco, a su lado un cartel que versa: “Huelga escolar por el clima” (Skolstrejk för Klimatet). Su reflexión es maravillosa, con una lógica de infante que la hace más dura: ¿de qué sirve estudiar para el futuro, si ese futuro no va a suceder?

Leí una entrevista que le hicieron y su lucidez y franqueza son conmovedoras; ciertamente, hay respuestas que sorprenden. Debido al Asperger, ella afirma que no puede creer mentiras y que en este tema nadie dice la verdad. Nos mienten las industrias, las aerolíneas y, obviamente, los políticos. Ella fue invitada al último congreso de la ONU sobre el cambio climático, en diciembre pasado, y en su intervención advirtió a los políticos de todo el mundo que serán considerados como “los mayores villanos de todos los tiempos”, y que su legado será “el mayor fracaso de la historia humana”, si no hacen todo lo que esté en sus manos para frenar esta debacle.

En la entrevista le preguntan si le gustaría hablar de este tema con Trump, y ella responde que no está segura, ya que seguramente él no le haría caso. Concuerdo.

Al comienzo, su solitaria protesta duró tres semanas. Luego, para evitar que su cruzada perjudicara su rendimiento estudiantil, la pequeña pasó a hacer huelga sólo los viernes. Ese gesto se fue replicando y hoy ya se transformó en un movimiento llamado Fridays for future, huelgas escolares por el cambio climático, es decir, niños y niñas que ruegan por su futuro. El pasado 15 de marzo, 2 millones de niños se sumaron en más de cien países. Y hoy, viernes 24 de mayo, se está replicando a lo largo y ancho del planeta, y por eso estoy escribiendo de ella, no porque el cuerpo lo sepa.

 

https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/javier-risco/viernes

 

 

Read Full Post »

Igualdad valor de la democracia

Rosario Guerra

Por siglos las mujeres fuimos relegadas a los temas domésticos. Sin acceso a la educación, sin ejercicio de la patria potestad, sin personalidad jurídica ni derecho a la propiedad, sin poder acceder al voto, con matrimonios pactados, subordinadas a una cultura patriarcal que no daba espacio a que floreciera el talento en condiciones de sumisión. Poco a poco fue transformándose la realidad, el siglo XX cambió con las Guerras Mundiales la percepción de los valores de la democracia, y las mujeres conquistamos derechos en luchas poco comprendidas e incluso, ridiculizadas.

Hoy la Cámara de Diputados va a legislar sobre las reformas constitucionales en materia de género. México se posicionará como líder mundial en derechos políticos de las mujeres. Las reformas se inspiran en el principio de paridad, instrumento para lograr la igualdad y fortalecer la democracia. Se incluyó desde 2013 en el texto constitucional. Desde antes el colectivo Mujeres en Plural se organizó para defender e impulsar los derechos políticos de las mujeres. La primera victoria fue evitar la simulación de las llamadas “juanitas” con sentencia de Tribunal Electoral para impedir esta elusión con sentencia 12624.

Posteriormente se logró que la SCJN emitiera sentencia en el sentido de que los cabildos, como órganos colegiados, debían tener el mismo tratamiento que la paridad en Congresos y Senado. Después vino la disputa a nivel de Presidencia Municipales, ya que los partidos se rehusaban a aplicar la paridad horizontal para postular candidatas, o bien no las dejaban gobernar. Tribunales Electorales generaron jurisprudencia en el sentido de que la paridad aplicaba en este nivel y 26 estados de la República ajustaron su legislación electoral para acatar sentencia.

En el Senado, Martha Lucía Micher y Kenya López presentaron iniciativas para ampliar la paridad en todos los ámbitos de la vida institucional. Como suele ocurrir, en la negociación política muchas propuestas no se incorporaron, y desde luego, reformar más de 15 artículos constitucionales para regular adecuadamente la paridad resultaba más que complicado para lograr consensos. Por tanto se decidió que el artículo 41 contuviese las disposiciones para aplicar el principio en los Gabinetes del Poder Ejecutivo, Federal y Locales, así como en los órganos autónomos y no solo en los Congresos. Se incorporó la alternancia hombre-mujer en listas plurinominales, se reguló en el artículo 2º la paridad en comunidades indígenas con apego a su normatividad, se regula el criterio para los concursos a Magistrados en el Poder Judicial, entre lo más destacado.

Había quedado fuera del pre dictamen reforma al artículo 115, paridad en Presidencias Municipales, tema que ya en la SCJN se ha planteado por controversia constitucional con el TEPJF, por lo cual para Mujeres en Plural era de suma importancia se incluyera en la Constitución ya que en este nivel es donde se registra la mayor violencia política contra la mujeres. Platicamos el tema con los coordinadores parlamentario y se logró la inclusión del tema en las reformas.

Se aprobó por unanimidad en Senado y pasó a la Cámara de Diputados. Ahí nos reunimos con los coordinadores y las diputadas para solicitar estas reformas se aprobasen en este período extraordinario, pues aún se debe aprobar por Congresos Locales, para estar en condiciones de reformar la legislación secundaria que incluye cerca de 35 leyes que deben adecuarse antes de junio de 2020 fecha en la que inicia el período electoral para 2021.

Hoy la sesión en Cámara de Diputados someterá el dictamen al pleno y de aprobarse pasará al Constituyente Permanente. Hay resistencias, desde los temas técnico jurídicos hasta la tesis de la meritocracia, que cuestiona la capacidad de las mujeres para acceder a puestos o candidaturas por razón de género. Es un falso debate porque a los hombres no se les ha seleccionado por méritos, nadie nace con experiencia, ésta se crea a través de oportunidades, según perfiles, pero las mujeres son relegadas en muchas ocasiones, hoy al menos tendrán la oportunidad de probarse.

Esta reforma cambia al sistema político, a órganos de gobierno y organismos autónomos, es de gran calado y desde luego corrige la desigualdad y la discriminación por motivos de género. Será para bien de México. Igualdad valor de la democracia.

https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/rosario-guerra/igualdad-valor-de-la-democracia

 

 

 

Read Full Post »

El presidente versus la ‘comentocracia’

El pulso entre López Obrador y los columnistas es inédito. El Gobierno en turno afrontaba algunas plumas críticas, pero el aparato publicitario conseguía una cobertura favorable. Hoy el panorama se ha invertido

Los columnistas solían ser los intérpretes de los asuntos públicos, aquellos que configuraban a la opinión pública, hoy ni siquiera son capaces de influir en la opinión de sus familiares, no convencen a su esposa ni a sus padres o hermanos, dijo palabras más o palabras menos el presidente Andrés Manuel López Obrador esta semana. De otra manera no se explica, reflexionó, que prácticamente todos los articulistas estén en su contra y no obstante el pueblo lo apoye.
Quizá el fenómeno no es tan categórico como lo describe el presidente, eso lo sabrán los familiares de todos los que escribimos, pero atiende a un hecho real: los niveles de aprobación del mandatario mexicano son abrumadoramente altos pese a que la mayoría de los medios de comunicación y en particular los espacios de opinión le son profundamente adversos. Los columnistas más leídos entre las élites, normalmente, conductores de programas noticiosos y de debate en radio y televisión, tunden al Gobierno y en particular al presidente todos los días. Material no les falta gracias al estilo pintoresco de AMLO, a las charlas improvisadas de poco más de una hora que ofrece entre 7 y 8 de la mañana de lunes a viernes y a su inclinación por la confrontación con sus adversarios. El pulso entre el presidente y la llamada comentocracia es inédita en el país. Por lo general el Gobierno en turno solía afrontar algunas plumas críticas, pero el aparato publicitario y de comunicación terminaba por conseguir una cobertura favorable o comprensiva para con el soberano, por más que hubiera excepciones. Hoy el panorama se ha invertido. La mayoría de los periodistas estelares, los que cuentan con cientos de miles o millones de seguidores en redes sociales, tunden al presidente.

Habrá que seguir de cerca el desenlace de esta confrontación porque no hay apuestas seguras. Hasta ahora López Obrador va ganando la partida, pero muchos advierten que eso se debe a la luna de miel que suelen gozar los presidentes entrantes. Luego, el desgaste que supone gobernar y la imposibilidad de cumplir las expectativas terminan por pasar factura al régimen en funciones.

Y ciertamente la comentocracia está haciendo todo lo posible por agotar cuanto antes esa luna de miel. Los micrófonos y las columnas desmontan cada día lo que a su juicio son dislates, contradicciones, errores, ridículos del presidente y su administración. Tras el enunciado de desaciertos suelen concluir, por enésima ocasión en la semana, con lo que habían profetizado desde la campaña: el inexorable fracaso de López Obrador, su incapacidad para gobernar.

El presidente libra su lucha recurriendo a la estrategia que pretende seguir en materia de gasto público: eliminar a los intermediarios. Sus programas de bienestar quieren prescindir de las ONGs o de la burocracia para entregar directamente los recursos depositándolos a la cuenta bancaria del beneficiario. Algo similar pretende en materia de comunicación.

Su decisión de someterse una hora diaria a preguntas abiertas de los reporteros, sesión que es transmitida libremente en la Web y en redes sociales, tiene el propósito de establecer un puente directo con los ciudadanos, saltándose al mediador. Ofrece primicias, aclara dudas, distribuye explicaciones. En el pasado comentaristas y columnistas políticos se hicieron indispensables por la enorme opacidad de los usos y costumbres del poder. El presidente era enigmático, indescifrable, cargado siempre de cartas bajo la manga. Se hacían necesarios los iniciados capaces de decodificar intenciones y motivos escondidos en lo pliegues del poder.

Hoy el presidente está tratando de hacerlos obsoletos por el simple expediente de exponerse directamente al público. Antes de que tengamos oportunidad de leer las reacciones de todos estos articulistas a la sorpresiva renuncia del director del instituto de la Seguridad Social (IMSS), un escándalo por donde se le mire, el presidente ofrece sus reacciones a las 7:20 de la mañana, informa quién será su sustituto y cómo se subsanarán las críticas del exdirector.

Cada vez que los comentaristas intentan definir la agenda y convertir un incidente en una factura política costosa, López Obrador ha buscado desmontar el escándalo y ofrecer al circo un material distinto y hacerse así del control de la agenda. No siempre lo ha conseguido, aunque sí la mayoría de las veces.

Desde luego se trata de algo más que de una confrontación mensajes. En el fondo se enfrentan dos concepciones políticas. AMLO diría que son las resistencias del statu quo opuesta al cambio de régimen a favor de los pobres que él propone; la comentocracia dirá que es el deber de exponer ante la opinión pública la regresión que representa una propuesta populista y trasnochada. Por ahora la parte más visible es esta confrontación entre presidente y comunicadores. Solo el tiempo dirá quién terminará imponiéndose. Por lo pronto, asómese usted a una mañanera, algo peculiar está sucediendo allí; y para bien o para mal, la calculada candidez de López Obrador no lo defraudará.

@jorgezepedap

https://elpais.com/internacional/2019/05/23/mexico/1558563483_482252.html

 

 

Read Full Post »

Texto completo de la renuncia de Germán Martínez al IMSS

Redacción | martes, 21 may 2019 12:00

Presenta Germán Martínez Cázares al Consejo Técnico del IMSS su renuncia a la Dirección General del Instituto  

Ciudad de México, 21 de mayo de 2019.

Honorable Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social:

Como Presidente de éste órgano de gobierno del IMSS, quiero hacer algunas manifestaciones, que solicito a la Secretaría General queden íntegras en el acta de la sesión.

El IMSS es un órgano igualador de las condiciones sociales de los mexicanos; como órgano fiscal autónomo cobra cuotas a patrones y trabajadores, para dar cobertura de seguridad social a millones de mexicanos.

Es un organismo autónomo, cuya gestión es tripartita; gubernamental sí, pero también obrero y patronal; por eso administra su patrimonio con reglas especiales, empezando por la Ley del Seguro Social, a la que nuestra Constitución, como a ninguna otra norma del sistema jurídico mexicano, le otorga el calificativo de ley de “utilidad pública”, en el artículo 123, A, fracción XXIX.

El IMSS redistribuye en sus servicios más de mil millones de pesos diarios. En un mes puede gastar más que la UNAM en un año. Desde cuidados prenatales hasta tratamientos paliativos antes de morir. Por eso, controlar en exceso esos recursos, que son de trabajadores y empresarios, sin racionalidad y sin apego a las normas del IMSS, puede acabar con esa dinámica de solidaridad social propia del Instituto.

Quiero decirlo lo más claro que puedo y debo: algunos funcionarios de la Secretaría Hacienda tienen una injerencia perniciosa en el IMSS y ponen en riesgo la vocación igualitaria, de justicia y, concretamente, de prestación de servicios de salud que tiene el Seguro Social.

El Presidente del Gobierno de México proclamó el fin del neoliberalismo, pero en el IMSS algunas injerencias de Hacienda son de esencia neoliberal: ahorro y más ahorro, recortes de personal y más recortes de personal, y un rediseño institucional donde importa más el “cargo” que el “encargo”.

Claro que el IMSS se debe transformar, como lo ordena el Presidente. En el IMSS no se desobedece al Presidente. Sólo creo que el eje de su reforma deben ser las personas que se atienden en el IMSS, y no los funcionarios que trabajan en el IMSS.

Se requiere una gran reforma LEGAL, y no una pequeña reforma REGLAMENTARIA. La cuarta transformación no son cambios burocráticos, sino revolución cultural.

Necesitamos una reforma al IMSS para acoplarlo al sistema universal de salud y al modelo preventivo, donde se ataquen los determinantes sociales de la salud. Una reforma al IMSS para adecuarlo a la nueva realidad laboral, y al nuevo Instituto Nacional de Salud para el Bienestar, donde de forma gratuita se atiendan los mexicanos en igualdad de condiciones.

Por su parte, algunos funcionarios de Hacienda intentan una remodelación cosmética del IMSS, donde por ejemplo, se pretende reformar el Reglamento para colocar funcionarios administrativos en los Estados desde la Secretaría de Hacienda, y así anular a los Delegados que este Consejo Técnico aprobó. Buscan nombrar, en todo el país, una suerte de “delegados administrativos estatales”, fuera de este Consejo, para que ellos, en los hechos, administren desde lo local al IMSS.

Mientras se discute la remodelación del IMSS, muchos trabajadores siguen sin certeza laboral, otros sin contrato, algunas vacantes aumentan, el rezago en infraestructura es brutal, -en 2019 prácticamente está en 0% el avance de obras y el pago a proveedores-, los contratos y convenios de servicios se rezagan, y algunos están por vencerse sin horizontes de legalidad y eficiencia, las compras de equipamiento paradas, las reclamaciones y litigios aumentan; y si bien el abasto de medicamentos está garantizado, es precario y en algunos lugares pende de un hilo. De tales omisiones se ha dado aviso a las autoridades correspondientes, porque este Consejo Técnico y el Director General, serán responsables – dice el artículo 276 de la Ley del Seguro Social – de que el Instituto cumpla con lo aprobado por el Congreso de la Unión.

Cualquiera que se asome al debate sobre salud en Europa o vea lo que hizo el gobierno federal anterior, verificará que los funcionarios conservadores, neoliberales, controlan el gasto en servicios de salud pública, mientras que los gobiernos progresistas inspirados por la justicia, buscan ampliar cobertura y calidad inyectando más presupuesto.

Ese control del gasto tiene dos consecuencias fatales: una directa para el IMSS: pasillos de espera llenos de personas adoloridas y mal trato o retraso en la atención a pacientes; y un segundo efecto indirecto todavía peor: el fortalecimiento de los servicios de salud privados, que ocasionará mayor “gasto de bolsillo” de las familias cuando sus seres queridos tengan un padecimiento.

Ahorrar y controlar en exceso el gasto en salud es inhumano. Ese control llega a escatimar los recursos para los mexicanos más pobres.

El IMSS-BIENESTAR que otorga, como ordenó el Presidente López Obrador, medicamentos y consultas gratuitas a personas sin seguridad social, en cifras reales, al día de hoy, tiene menos recursos que el último año del gobierno anterior, porque le deben más de mil millones de pesos, del llamado “componente de salud”, que le correspondía del desaparecido programa Prospera. Pregunto. ¿Han gestionado los funcionarios de Hacienda la ayuda a los más desfavorecidos que atiende el IMSS?

Además acuso que los funcionarios de Hacienda no quieren dialogar con el IMSS, quieren imponer. Estos son ejemplos de algunos intentos:

1.- Para cumplir con las instrucciones de austeridad y disciplina del gasto, ordenadas por el Presidente, suscribí y entregué el 14 de diciembre de 2018, el oficio No. 09 52 170500/124, solicitando criterios específicos de control presupuestario conforme al marco jurídico aplicable del IMSS. Jamás se respondió el escrito.

2.- Para autorizar las contrataciones de personal con las que operan para el ejercicio fiscal 2019, y el participar en el Rediseño de la Estructura Organizacional, dirigí otro oficio, el No. 09 52 170500/079 de fecha 29 de marzo de 2019, que tampoco jamás se respondió.

3.- Además, el IMSS entregó, vía correo electrónico, a Hacienda, el 7 de febrero pasado, objetivos, estrategias, indicadores y líneas de acción puntuales para incluirlos en el Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, que los funcionarios de Hacienda simplemente omitieron.

4.- Por último, como lo comenté en la sesión pasada de este Consejo Técnico, tenía concertada una cita el 2 de mayo pasado para resolver, en definitiva, la situación del IMSS, y se me canceló de última hora, sin explicación.

Los funcionarios de Hacienda deben saber que el gobierno y administración del IMSS debe darse en condiciones de certeza jurídica; es real el riesgo de aumentar los litigios y ocasionar cuantiosos daños patrimoniales, por tomar decisiónes al margen de la ley de Seguro Social o con funcionarios sin atribuciones.

Además, los  servidores públicos del IMSS, sólo pueden responsabilizarse de las decisiones que se toman en el IMSS. Nadie, en su sano juicio, se hará cargo desde el IMSS, de instrucciones o resoluciones falladas sólo en la Secretaría de Hacienda.

Por otro lado, si acaso Hacienda cree que los ahorros en el IMSS los puede desviar a otros fines, es necesario recordarle que “el Instituto no estará obligado a concentrar en la Tesorería de la Federación sus ingresos”, según dispone el artículo 277 C de la ley del Seguro Social.

Descuidar la recaudación tributaria y la debida y justa incorporación de los trabajadores al seguro social es suicida para el IMSS. Insisto en que la mayor corrupción del Seguro Social – además de ser un delito especial establecido en nuestra ley -, es la simulación de la declaración de las cuotas subestimadas que roban el fruto del esfuerzo diario de los trabajadores, porque con esas cuotas ficticiamente bajas, los trabajadores pierden jubilación, pensión de viudez, mejores créditos de vivienda y cobertura en protección social, y algunos patrones acumulan, inmoralmente, esos recursos.

Por supuesto que la calidad y eficacia en muchos servicios del IMSS dejan mucho que desear, y que el Instituto Mexicano del Seguro Social tiene retos, desafíos, extravíos y una enorme corrupción.

Pero el IMSS es el único instituto a nivel mundial que da servicios médicos ilimitados sin que sus prestaciones impacten en el salario. Para mantener ese nivel de gasto es indispensable esa labor tributaria eficiente y justa, que debería ser apoyada con todas las medidas administrativas, el personal necesario de tiempo determinado para realizar notificaciones, certificaciones, cálculos y cobranza. Se han despedido trabajadores eventuales, con las disposiciones de Hacienda, cuando muchos de ellos podrían estar incluidos en el programa prioritario de Jóvenes construyendo el futuro.

Una verdadera reforma del IMSS debería velar por los trabajadores que sufren con la rotación laboral o el llamado “outsourcing” e impedir el desamparo social, cuando miles de ellos son expulsados del mercado laboral, porque cuando vuelven (los afortunados de volver a gozar de un empleo) su atención médica es más difícil, y el costo para el IMSS es más gravoso en términos económicos.

No veo las iniciativas de la burocracia de Hacienda para dar seguridad social permanente a todos los jornaleros del campo, a los repartidores de comida o choferes, ni a los trabajadores de la construcción, como sí hicimos con las trabajadoras del hogar, motivo y orgullo del IMSS lopezobradorista.

El IMSS actualmente construye un acuerdo con la oficina de Marcelo Ebrard, para el aseguramiento en dólares por familiares que residen en Estados Unidos de sus parientes que viven en México, y buscamos con la UNAM, concretamente con su Rector y su director de la Facultad de Medicina, un convenio para fomentar el deporte, el cambio de estilo de vida e insertar al mundo laboral a nuevos aprendices de nuestra máxima casa de estudios.

Ayudar en la enorme tarea moral de separar los asuntos del gobierno de los negocios personales, como quiere la Cuarta Transformación de la patria, lo puede hacer el IMSS, siempre que no le pongan obstáculos, barreras y desconfianzas externas.

El Presidente ha dicho que una sociedad que sólo busca el mero “crecimiento” y endiosa al consumo, ni es justa ni estará en paz; por eso apoyo, admiro y sueño con el éxito de construir un México con “desarrollo” que nos iguale a todos, y eso reclama una preferencia por los más pobres, exige no descartar a nadie.

Esa orientación del gobierno lopezobradorista de México, requiere inteligencia, de lo contrario, pueden volver a ganar quienes creen en la mano cruel del libre mercado. La ineficacia igual que la corrupción, juegan en el lado de los mismos que construyeron la sociedad de los privilegios mexicana que el Presidente busca y quiere desaparecer.

No cuido mi futuro personal, ni lo subordino a acomodos en los sillones del gobierno. No defiendo a farmacéuticas, ni a proveedores o constructores. El motivo de este diferendo con algunos funcionarios de Hacienda no es la compra de medicamentos, es fortalecer y respetar al IMSS.

Siempre he tratado de guiar mi vida por convicciones. No soy lambiscón, ni barbero de nadie.

Creo y defiendo al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, porque no es gerente de los que se creen dueños del país. No es florero de nadie, como el mismo lo dice. Yo seguiré su ejemplo: tampoco yo seré florero en el IMSS de decisiones tomadas fuera del IMSS.

Gobernar el Seguro Social, encarar sus difíciles retos, domar ambiciones y negocios, cobrar cuotas, ganar juicios, hacer trabajar a sus empleados, y erradicar la maldita corrupción que lo aflige, requiere un Director General fuerte, respaldado por todos, sin dudas, ni vacilaciones.

Señores miembros del Consejo Técnico del IMSS, con absoluta paz y en ánimo de construir y no de destruir, Ustedes saben que podría vetar las decisiones del Consejo, como me autoriza el artículo 269 de la Ley del IMSS, pero los niños que padecen cáncer y esperan su tratamiento, quienes viven a la espera insulina, las poblaciones de la diversidad sexual que reclaman antirretrovirales, y los millones de enfermos que se atienden en nuestras clínicas y hospitales, no merecen ni un minuto de rebatingas de poder.

El Presidente de México necesita nuestro apoyo, no nuestras disputas.

Estoy consciente de los límites y de mis límites, puedo equivocarme, pero soy decente y tengo vergüenza pública, y con serenidad de ánimo, presento, en este momento, mi renuncia al cargo de Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Esperen, Ustedes, en términos del artículo 267 de la Ley del IMSS, la decisión del Presidente de la República.

Les agradezco a todos sus atenciones.

Buenos días.

 

https://www.jornada.com.mx/ultimas/2019/05/21/texto-completo-de-la-renuncia-de-german-martinez-al-imss-128.html?fbclid=IwAR0Sl6Vsv5whDZFL-crPEVRv07CCQI8oNhU6emm1spRfTnYyQHkfTRSTQPI

 

Read Full Post »

Las mañaneras

 

Sergio Aguayo

 

Las mañaneras son un ejercicio de comunicación sin precedente y una radiografía del presidente, de los medios y de las relaciones entre ambos.

Carlos Pozos acostumbra llegar a las 4.30 a.m., para agarrar lugar en primera fila y hacerle preguntas peculiares al presidente (el punto de ignición de la molécula, por ejemplo). El 8 de mayo, Pozos cedió el micrófono al político y empresario peruano Ricardo Belmont, quien lanzó una retahila de conceptos sueltos, salpicados de alabanzas al presidente: usted “¿de qué madera está hecho?”, usted es “una gran esperanza” para América Latina, “usted probablemente se adelanta 10 jugadas” al resto de los mortales, etcétera. AMLO respondió resumiendo sus tesis y Belmont cerró el intercambio con un “Dios lo bendiga” presidente. Consumieron 25 minutos, la tercera parte de una mañanera.

Brozo reaccionó, asegurando en su programa de radio, que había un “elenco fijo” y una “preproducción” y se refirió a Pozos, dándole la “palabra a otro cabrón que casualmente se puso a besarle los huevos a López Obrador”. Criticó directamente a comunicación social de la presidencia: “como quieren llegarle a la perrada, al pueblo, a la masa y la masa es corriente y es ignorante y no exige porque no conoce, entonces le puedes vender una mierda”. Una parte de las redes sociales respondió con ferocidad: “vulgar”, “corriente”, “ofensivo”, “irrelevante”, “vendido”.

Víctor Trujillo presentó a Brozo en 1988 en el Bar Guau. El muchacho nació hocicón. Cuando vio a dónde llegaba, le mentó la madre al público, denunció el fraude electoral de aquel año y se burló de Carlos Salinas de Gortari. Así ha seguido, provocando e increpando, recogiendo aplausos e insultos y utilizando a plenitud, una libertad de expresión que defiendo, porque pese a sus ocasionales excesos, toca asuntos de fondo: ¿se manipulan las mañaneras?

Hay una creencia muy extendida entre periodistas, de que en las mañaneras se siembran preguntas para alabar o cucar al presidente y que, un instrumento es el periodismo digital de los “youtuberos”. Luis Estrada ha convertido a SPIN-Taller de Comunicación Política en la enciclopedia cuantitativa de esas ruedas de prensa. Me confirma por teléfono que el “40% de las preguntas las hacen medios digitales” y que es habitual que se tomen “preguntas de una primera fila ocupada casi siempre por los mismos”.

Los “youtuberos” son recién llegados al periodismo nacional. Carlos Pozos abrió su cuenta de twitter en marzo de 2019 y tiene 1,656 seguidores. Julio Hernández López entrevistó en Radio Centro a otros dos habituales de la primera fila. Rafael Herrera aceptó que “como Youtuber llevo 6 meses y que jamás había hecho lo que estoy haciendo ahorita”; aspira a crear una “cartera” que le genere “dividendos”. Sandy Aguilera subrayó que “no estamos comprados, no somos chayoteros”.

El presidente ya salió a negar “montajes” en ese espacio y expresó su “respeto” por Brozo y el coordinador de comunicación social de la presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, le aclaró a Manuel López San Martín que “no hay ningún acuerdo para sembrar preguntas o darle la palabra a alguien”.

Completé la evidencia disponible platicando con ocho periodistas de colmillo retorcido y llego a conclusiones tentativas. Las mañaneras son un experimento en comunicación, en el que coexisten el periodismo habitual con el de las redes sociales y en donde hay margen para sembrar preguntas y total libertad para preguntar lo que se quiera. Ahora bien, quien critique al presidente -en ese u otros espacios- se arriesga a un linchamiento en redes, a veces auténtico y en parte orquestado. Dentro de ese revoltijo sobrevive la auto-censura interesada o comprada (los enviados de las televisoras tienen instrucciones de tratar con terciopelo al presidente).

Se trata, por supuesto, de hipótesis de trabajo acerca de un microcosmos ideado y manejado por el presidente. Cada mañana -de lunes a viernes- en un salón de Palacio Nacional se codean el servilismo con la crítica, los veteranos medios tradicionales con los recién llegados, el idealismo con el oportunismo. Un experimento útil para detectar las cambiantes relaciones entre sociedad, prensa y poder como parte de una obra con desenlace incierto.

@sergioaguayo

Colaboraron: Mónica Gabriela Maldonado Díaz y Zyanya Valeria Hernández Almaguer.

https://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/1050397.las-mananeras.html

 

 

Read Full Post »

Instructivo para evadir debates y ganar de antemano

15 mayo, 2019

José Woldenberg

No sabemos discutir. Se nos dificulta hasta extremos inverosímiles procesar información, valorar el conocimiento y sobre todo argumentar. Pero eso sí, tenemos más que afiladas las capacidades de adjetivar, descalificar e incluso amenazar. Y si creen que exagero pueden darse un paseo por las redes. El siguiente es un manual para no perderse en la siempre tortuosa búsqueda de comprender, sino para activar una serie de recursos probados contra sus contrincantes.

1. Si usted piensa que los argumentos de una persona u organización son deleznables por ser precisamente de ellos, tiene en sus manos una herramienta infalible. Si cree que son chairos o fifís, conservadores o liberales, no se tome el tiempo y menos el trabajo de escuchar y valorar sus planteamientos. Están viciados por venir de donde vienen. Active de inmediato las descalificaciones.

2. Las explicaciones de su adversario pueden ser ignoradas explorando y explotando su descendencia o ascendencia, sus amigos y conocidos. “Es hijo de, es primo de, hay una foto en la que aparece con, sabemos de buena fuente que en segundo de primaria jugaba con Permanganato de U, hoy un notorio huachicolero”. Esas relaciones –ciertas o no- son una nube perfecta para evadir los dichos fundados de su rival.

3. Hay una reacción más elemental y contundente. Más vigorosa y estúpida. Si usted no está de acuerdo con lo que dice fulanito de X no es necesario que se esfuerce en contradecir con pruebas sus afirmaciones. ¿Para qué? Acúselo de recibir “chayote”, de escribir por consigna. Eso hace innecesario el estudio, la auténtica confrontación, la búsqueda de entendimiento.

4. Existe un recurso un poquito más sofisticado. Descalificar por las supuestas intenciones que se encuentran tras lo que se dice. No por lo que se afirma, sino por lo que usted “descubrió” que está detrás: una intención aviesa, una fórmula para hacerle el caldo gordo a los infelices que son sus adversarios. Así, no tiene que rebatir las evidencias y puede olvidarse de lo que se postula. Usted es un exorcista que no se deja engañar y descubre que las proposiciones no son más que máscaras que esconden lo realmente inaceptable.

5. Hay una técnica relativamente novedosa, preguntar al otro ¿qué estaba haciendo, digamos, durante la masacre de los tutsis en Ruanda? El resorte que se activa es el de la indignación moral porque nadie que haya dado la espalda a una tragedia de esas dimensiones, según usted, está calificado para emitir una opinión, y peor aún, un juicio. Con ello, los dichos de esos insensibles sobre cualquier otro asunto no deben ser tomados en cuenta y pueden colocarse, sin rubor, en el cesto de la basura.

6. Inhabilitar a su adversario de una manera “elegante”. Digamos, si se preocupa por el cierre de las estancias infantiles, puede usted revirar “¿y no es mucho más grave el conflicto comercial entre China y los Estados Unidos? Eso si nos traerá secuelas nefastas”. De esa manera no entra al asunto y lo reduce hasta hacerlo intrascendente, no digno de perder el tiempo por él.

7. Existe un recurso de recursos. Tradicional y con cierta alcurnia, el dictado amenazante: “se le hace el juego al enemigo” (que puede ser la derecha o la izquierda, el gobierno o la oposición, Estados Unidos o Rusia —ootra vez—). Así las balbuceantes o sólidas opiniones de una persona no son eso, sino parte de un mecanismo superior de confrontación entre dos bandos. Entrar a desmenuzarlos no es más que una pérdida de tiempo, porque la razón nunca está en los argumentos, sino, a priori, en el bando de su preferencia.

Hace años un amigo me contó que, en la Gran Bretaña, a los niños se les enseñaba desde primaria a debatir (no sé si sea verdad), a contestar a los argumentos de sus compañeros. Y por supuesto no se valían recursos ad hominem, ni leer intenciones, ni insultos, ni chantajes. El problema entre nosotros es que creemos en otro código: la fuerza del argumento no se encuentra en él, sino en el beneplácito de la banda.

 

José Woldenberg
Escritor y ensayista. Su más reciente libro es Cartas a una joven desencantada con la democracia.

 

Instructivo para evadir debates y ganar de antemano

 

Read Full Post »

Las batallas de las fuerzas armadas

Lorenzo Meyer

Agenda ciudadana

Son varias las batallas que deben dar en este sexenio las fuerzas armadas (FF AA). Una es la reanudación, con otra estrategia, de la lucha contra el crimen organizado. No pueden perder la batalla de nuevo. Otra es contra su añeja tradición de secrecía y de evitar al máximo el dar cuenta de sus actos a la sociedad. Aquí conviene subrayar que, pese a lo anterior, la opinión pública mantiene al ejército como una institución confiable: En octubre de 2018 Consulta Mitofsky encontró que el ejército tenía una confianza pública que sólo estaba por debajo de las universidades y la iglesia.

La creación y naturaleza de la Guardia Nacional (GN) es una de las discusiones sustantivas que se tienen en este inicio de sexenio. Se trata de una de las grandes apuestas del actual gobierno. Dentro de esta discusión, un tema central es la naturaleza militar de la nueva estructura y propia de dos de las tres instituciones de las que provendrán sus primeros efectivos: ejército y armada.

Quienes ponen en duda la idea misma de la GN, o bien, a su estructura y orden interno, argumentan que eso propiciará que en la tarea que se le va a encomendar -la lucha contra un crimen organizado cada vez más organizado y más descaradamente retador frente a la autoridad y la sociedad- seguirá propiciando la violación de los derechos humanos que se dio en el pasado, (Daniela Rea y Pablo Ferri, La tropa. Por qué mata un soldado, Aguilar, 2019).

Ningún jefe, general o almirante mexicano en activo o en retiro ha salido a argumentar en el mismo plano que sus críticos sobre la naturaleza de la relación entre las FF AA y los derechos humanos. A lo más que han llegado es a insistir que ellos, los militares, no decidieron ni buscaron ser el principal instrumento en la lucha contra la criminalidad. Que esa tarea se les impuso porque no había policía a la altura de las circunstancias, y que esas circunstancias se resumen en un indicador dramático: el inicio de este año el promedio de homicidios dolosos fue de ¡92 diarios!

Pero ¿qué argumentan los militares de otros países en torno a su propensión a la violencia en situaciones de conflicto en medio de civiles? Aquí viene al caso la opinión de Waitman Wade Beorn, un oficial de caballería, egresado de West Point, que en 2003 estuvo asignado a una unidad de combate en Iraq, que actualmente imparte clases en la Universidad de Virginia y que es autor de Marching into darkness: the Wehrmacht and the Holocaust in Belaruse, (Harvard University Press, 2014).

Por su propia experiencia de mando en situaciones donde el enemigo se mezcla entre los civiles, por otros casos muy concretos en que soldados norteamericanos cometieron crímenes de guerra en Iraq o Afganistán y por su investigación sobre el comportamiento diferenciado de unidades alemanas en el frente ruso durante la II Guerra Mundial, Beorn concluye: “Los soldados toman muy en serio aquellas cosas que sus superiores toman muy en serio”. En su estudio, el autor hace notar que, en mayo de 1941, en vísperas de la invasión a la URSS, Hitler directamente informó a sus tropas que: “no es obligatorio que los miembros de la Wehrmacht y sus empleados sean juzgados por acciones cometidas contra la población civil enemiga, incluso si su conducta es un crimen de guerra o una violación criminal de las leyes militares”. Más claro, ni el agua: las FF AA alemanas podían actuar como les viniera en gana contra la población civil rusa y ni qué decir contra los prisioneros del Ejército Rojo y sus comisarios. Sin embargo, la investigación de Beorn encuentra que, pese a las instrucciones criminales que recibieron de su máximo líder y al entorno ideológico y racista en que se desarrolló la campaña en Rusia: “la cultura de cada unidad y su liderazgo institucional influyeron de manera muy directa en que éstas unidades cometieran o no crímenes de guerra. Encontré que un liderazgo criminal desembocó en unidades criminales.”

Todo lo anterior viene al caso porque, nos guste o no, queramos o no, el ejército y la armada son hoy y aquí las instituciones públicas con mayor capacidad y credibilidad para enfrentar la violencia en aumento del crimen organizado. Su disciplina y la vigilancia de su conducta, la obediencia a lo largo de toda la cadena de mando -de los soldados respecto a las clases, de éstas a sus oficiales, de la oficialidad a sus jefes y de estos a sus generales o almirantes-, no es algo que la nueva GN pueda lograr por si misma de la noche a la mañana, llevará tiempo y espíritu de cuerpo instalarla.

Ni duda que en el pasado remoto y en el reciente ha habido violación de los derechos humanos por parte de las FF AA -Tlatlaya o Palmarito son ejemplos recientes, para no irnos al 68 o a lo ocurrido durante “la guerra sucia”. En todo caso, si la tesis de Beorn es válida, hoy la responsabilidad del comportamiento de las FF AA en relación a los derechos humanos recae directamente sobre el presidente que, a diferencia de sus antecesores, ha decidido involucrarse directa y cotidianamente en el tema de la seguridad. La responsabilidad de las operaciones concretas del día a día recae en los encargados de la Secretaría de la Seguridad Pública y Protección Ciudadana, del general secretario de la Defensa, del almirante secretario de la Armada y del jefe de la GN.

En vista de lo anterior, las FF AA mexicanas deberán de abandonar ya toda su arraigada cultura de secrecía, de insistencia en un tratamiento especial, de no dar cuenta de sus actos y dejar atrás los resabios del “fuero militar” que vienen de la época colonial.

Las batallas externa e interna de las FF AA deben darse -y ganarse-para devolver al país la tranquilidad y confianza en sí mismo. Además, si se vuelven a perder, toda la 4T se verá seriamente afectada y la modernización y democratización de México y de su ejército seguirán en vilo.

Www.lorenzomeyer.com.mx

Agenda_ciudadana@hotmail.com

 

https://www.elsiglodedurango.com.mx/noticia/1049788.las-batallas-de-las-fuerzas-armadas.html

 

 

Read Full Post »

Older Posts »